Echinacea Angustifolia

Echinacea Angustifolia

La ECHINACEA ANGUSTIFOLIA es una planta herbácea originaria de Norteamérica. Florece entre los meses de junio y agosto y su recolección se realiza en plena floración, incluida la raíz.

Existen documentos del siglo XVIII donde los pobladores originales la utilizaban las hojas aplicándola sobre las  heridas, quemaduras y picaduras de insectos para curarlas y masticaban la raíz para combatir el dolor de dientes e infecciones de gargantas.

Su utilización terapéutica data de 1.887 empleándose en procesos infecciosos. En 1930 se comenzó a investigar su propiedades curativas en Alemania.

Actualmente se usa la raíz que es donde se encuentran los principales principios activos.

Principales componentes fitoactivos

  • Glucósidos
  • Aceite esencial
  • Ácidos grasos
  • Fitosteroles
  • Alcalides
  • Betaínas
  • Flavonoides
  • Taninos
  • Inulina
  • Pentosanos
  • Azúcares reductores
  • Vitamina C

Propiedades

  • Estimula el sistema  inmunitario
  • Potencia las defensas naturales
  • Mejora el tono venoso

Indicaciones/usos

La aplicación externa o tópica se considera útil para el tratamiento de úlceras y heridas, normaliza las imperfecciones de pieles secas, post-acnéicas y agrietadas,  en el tratamiento de las quemaduras, las lesiones inflamatorias infectadas, la psoriasis, y en cualquier lesión cutánea donde sea preciso la desinfección y recuperación total de la salud de la piel.

Curiosidades

Durante la segunda mitad del siglo XIX y los primeros treinta años del siglo XX antes de la llegada de los antibióticos, y tal vez por esto, la equinácea fue el tratamiento de elección para los procesos infecciosos. Probablemente por esta razón, se le denominase el “antibiótico vegetal”.